Search
  • Jason Gower

Quieres escribir una carta de presentación en inglés? Estas son las 5 cosas que nunca deberías decir

Updated: Dec 10, 2018


Mucha gente piensa en la carta de presentación como en una obligación, en vez de verla como una oportunidad. Buscan una plantilla en internet, la rellenan y la envían.


Y esperan…, y esperan…, y esperan.


Al no recibir ninguna respuesta suponen que había candidatos mejores o más cualificados y continúan con su trabajo de búsqueda. Piensan que, para encontrar trabajo, deben enviar más solicitudes.


Y así continúa la producción masiva de cartas de presentación.

El mayor problema que aparece por culpa de este enfoque es no utilizar la carta de presentación para crear una impresión memorable.


Al emplear las mismas frases predecibles de la mayoría de cartas de presentación, el solicitante nunca tiene la oportunidad de ser examinado en base a sus increíbles calificaciones.


Saber que decir en una carta de presentación es igual de importante que saber lo que no decir.


Al eliminar estas 5 frases del vocabulario de tu carta de presentación, marcarás una gran diferencia con respecto a la mayoría de los candidatos y crearás la base de una primera impresión memorable.


“To Whom it May Concern”


Empezaré con la frase más simple y más obvia.


Es probable que no tenga mucho más que añadir a todo lo que ya hay en internet, pero esta es la frase que no falta en ninguna lista convincente de plantillas de cartas de presentación.


Así que, ¡no la utilices!


Si no puedes encontrar el nombre de algún gerente de contrataciones o de recursos humanos al que puedas dirigir tu carta de presentación, sería mejor no presentarla hasta tenerlo.



Al enviar una carta de presentación encabezada por esta frase, la primera impresión que reflejas es la de alguien muy perezoso y es una garantía de que tu solicitud acabará en el cubo de basura.


“Caught my eye”


Esta frase suele encontrarse en el primer párrafo, cuando el solicitante explica sus motivos para escribir dicha solicitud. Encontrará algo parecido a esto:


“The business analyst position on your website caught my eye.”


Este es solo uno de los problemas que encuentro en el primer párrafo de muchas cartas de presentación.


La introducción debería hacerte destacar del resto y creo que, llegados a este punto, no hace falta recordar al encargado de leer estas cartas y que antes de llegar a la tuya ya había leído 100 más de otros candidatos que ya habían utilizado esa misma frase.


“I am writing…” y “express my interest”


“I am writing to express my interest in…”


Estas frases son “dos a precio de una” porque se pueden utilizar juntas o por separado. Eso significa que pueden proporcionar una ración doble de algo horrible.


Al igual que cualquier otra frase de esta lista, dan la sensación de estar sacadas directamente de una plantilla online. Y así es. ¡Están en todas las plantillas online!


No hagas esto, por favor. Me produce mucho escozor en los ojos.


No hay solo una introducción que pueda hacerte destacar, las posibilidades son casi infinitas. Si quieres empezar y terminar con fuerza creativa, utilizando estas frases conseguirás justo lo contrario.


“I hold a…”


Esta frase es un síntoma de una epidemia aún más grande. Cuando la veo, sé que estoy a punto de leer algo penoso y nada original tipo, estuve en esto y en lo otro…, y ya sé lo que hay a continuación. No hay ningún misterio. Tu trabajo como artista de las cartas de presentación es crear suspense o al menos algo novedoso para el lector.


Hay muchas opciones para entrelazar tu educación y experiencia en una misma carta de presentación memorable, pero mencionar tus antecedentes mediante una prosa tan fosilizada es algo que me entristece.


O, puede que me enfurece.


O, tal vez debería ser feliz. ¡Más trabajo para mí!


“A great fit”


“The ________ analyst position is a great fit for my skills and experience.”


Reconozco que alguna vez escribí algo como esto. Tenía dieciocho años y era algo tan usual como fumar o beber cerveza, algo que todos los chicos “guay” lo estaban haciendo. En realidad, no quería escribir eso y mientras doblaba mi carta de presentación y la enviaba, me sentí golpeado por una tremenda ola de culpabilidad. Pero no sabía hacerlo mejor. ¡Pero tú, sí!


Esta frase se encuentra generalmente en el cuerpo o en el párrafo final de la carta de presentación, cuando el candidato intenta explicarle al gerente de contrataciones por qué debería elegirle entre los más de 100 candidatos utilizando la misma frase que han utilizado los otros.


La clave aquí no es contar cosas sobre ti, sino de mostrar al gerente por qué eres un excelente candidato para el puesto. Esto significa enfocarte en experiencia relevante. Si sientes que no tienes experiencia relevante, puede que no estés preparado para el puesto y no deberías solicitarlo o, puede que estés subestimando tu experiencia. Y mi suposición es que estas subestimando tu experiencia.


¡Piensa un poco! Si eres un estudiante universitario sin experiencia práctica, piensa en la época en la que hacías de canguro para tus vecinos. O recuerda cuando trabajaste en algún proyecto de equipo en secundaria o en la universidad.


Cualquier cosa es mejor que, limitarte a contarle al entrevistador algo sobre ti de lo que no tienes pruebas y con lo que quieres convencerle de que eres un gran candidato para el puesto.

Sobre el Autor


Jason Gower es un hablante nativo de inglés de Estados Unidos, creador e instructor de los cursos Expand Life Business English. Posee más de 15 años de experiencia empresarial y aprendió tanto alemán como español a nivel C2. Haz clic aquí para saber más sobre los cursos.

© 2018 by Expand Life Business English.