Search
  • Jason Gower

Cómo Impulsar el Enriquecimiento de Tu Vocabulario de Inglés Comercial

Updated: Dec 10, 2018


¿Has tenido alguna vez la sensación de que tu inglés de negocios ha llegado a un punto muerto? ¿De que, sin importar lo que hagas, siempre pareces estar limitado al mismo conjunto de palabras cuando quieres hablar?


No estás solo. En algún momento, todo estudiante de idiomas ha tenido esa sensación.


Pero la realidad es, que progresas cada vez que escuchas algo en inglés. O lees. O escribes. O hablas el idioma. Cada vez que te expones al inglés, tu cerebro se familiariza un poco más.


Es un proceso subconsciente pero, al final, tu cerebro empieza a reconocer patrones y a construir un mapa mental del idioma. Con el tiempo, este mapa se desarrolla tanto; y las calles y puentes del vocabulario, la gramática y otras partes del idioma se conectan tanto; que entender y usar el idioma se vuelve cada vez más fácil.


Este proceso tiene lugar si te expones constantemente a cualquier idioma. La adquisición del lenguaje es normal. Es algo humano.


El problema es que puede hacer falta mucho tiempo para que este mapa pase a estar claro en tu cabeza. Es como cuando te metes en tu coche y estás listo para conducir a 100 kilómetros por hora hacia todo aquello que siempre has querido, pero no sabes a dónde te diriges. No tienes GPS y tu mapa fue impreso en 1850.


Haces un giro incorrecto y luego otro. La mayoría de calles ni siquiera están en el mapa. Pronto te desanimas y empiezas a quedarte sin gasolina. Al final lo haces, el coche se para y te das por vencido.


Esto es exactamente lo que le sucede a la mayoría de estudiantes de idiomas. Así que el desafío es leer, escuchar, escribir y hablar el idioma repetidamente las suficientes veces como para que tu cerebro pueda construir ese mapa antes de que te quedes sin gasolina, te frustres y abandones.


Por desgracia, el método tradicional de efectuar esas repeticiones ha fracasado. Piensa en nuestros sistemas escolares como en empresas constructoras a las que se les asigna la tarea de ayudar a los estudiantes a construir ese mapa lingüístico. Pero su estrategia no funciona. Las calles y puentes nunca se construyen. Nosotros, como estudiantes de idiomas, nunca desarrollamos ese mapa para usar el idioma de manera que nos lleve allí donde queremos ir.


¡Pero no te rindas! En este artículo, voy a contarte por qué sientes que has llegado a un punto muerto. Te contaré por qué el vocabulario de tu inglés de negocios es la clave para salir de ese punto muerto que percibes.


Y, finalmente, te hablaré de un método que descubrí y que reducirá exponencialmente el tiempo que tardas en construir tu mapa de inglés de negocios.


Los fundamentos del idioma


Hay un debate continuo en la comunidad del aprendizaje de idiomas sobre qué es más importante, la gramática o el vocabulario.


Para continuar nuestra analogía, me gusta pensar en la gramática como en la infraestructura real del idioma. La gramática son las calles y los puentes.


El vocabulario, por otro lado, es como los letreros y las direcciones de las calles. Proporciona detalles a tu mapa y te permite llegar exactamente a tu destino.


Entonces, ¿cuál es más importante? Por supuesto necesitas ambos para convertirte en un hablante intermedio o avanzado. Pero si estuviera limitado a una cosa, y sólo pudiera elegir una cosa, entonces me quedaría con el vocabulario.


Sin duda es genial tener calles y puentes, ¿pero qué para que sirven si no podemos describir nada o llegar específicamente a nuestro destino?


Si eliminamos completamente las calles y los puentes, aún tenemos una oportunidad de llegar de algún modo a nuestro destino. Si eliminamos los letreros y las direcciones de las calles, sin embargo, no tenemos ni una posibilidad, porque nunca sabremos si llegamos o no.

El vocabulario es un poco lo mismo. Si tienes palabras, al menos tienes la posibilidad de comunicarte. Claro que sería un buen follón sin nada de gramática, pero al menos tendrías una oportunidad.

El punto muerto


Cuando empezaste a estudiar inglés, probablemente te sentaste en una clase y escuchaste a un profesor hablarte, en su idioma nativo, de las reglas gramaticales del idioma. Estabas empezando a construir las calles y los puentes del idioma.


Cuando empezaste a avanzar por el libro de texto en inglés, probablemente te facilitaron una lista de palabras de vocabulario para “aprender”. Probablemente te quedaste mirando un folio repleto de palabras de vocabulario junto con sus traducciones, memorizaste esas palabras para el examen y luego las olvidaste.



Mientras tanto, el profesor continuó avanzado por el libro de texto, introduciendo nuevos conceptos gramaticales en cada capítulo. Tú memorizaste la lista de palabras de vocabulario de esos capítulos y luego las olvidaste.


Este ciclo continuó durante toda tu educación lingüística en la escuela. Probablemente no tuviste ninguna conversación significativa usando esas palabras. En el mejor de los casos, las escribiste en tus deberes o en tu examen.


Al final, tras muchos años, empezaron a formarse algunas calles y puentes. A través de la repetición y de un enfoque constante en la gramática, tu cerebro empezó a captar los patrones básicos.


El vocabulario, sin embargo, fue una historia diferente. Memorizaste y olvidaste, memorizaste y olvidaste.


Luego dejaste la escuela y, como la mayoría de la gente, probablemente no te sentiste muy cómodo hablando inglés porque tenías cierta infraestructura o gramática pero no tenías los letreros de las calles (el vocabulario) para darle utilidad.


Esto no es sorprendente. El diccionario de inglés de Oxford incluye más de 170.000 palabras en uso activo. El angloparlante medio conoce entre 20.000 y 35.000 palabras[1] y usa sólo alrededor de 5.000 de las palabras más comunes del vocabulario a diario.


Cuando se compara con la gramática, sin embargo, esto es una enorme cantidad para aprender. Si aprendes los doce tiempos verbales básicos del inglés (nueve si excluyes tres formas muy infrecuentes), entonces puedes decir cualquier cosa que necesites decir en inglés.


Estos patrones básicos se repetirán siempre que te expongas al idioma inglés en el futuro.

El cerebro se adaptará automáticamente.


El vocabulario, por otro lado, se convierte en el factor limitante. Si te expones constantemente al idioma inglés, entonces seguro que oirás muchas de estas 5.000 palabras del día a día. Si te expones lo suficiente a estas 5.000 palabras con el paso de los años, puede que recuerdes y que incluso seas capaz de usar algunas de ellas para expresarte.


Claro que probablemente cometerás algunos errores gramaticales cuando hables, pero tu cerebro ha oído y continúa oyendo los mismos patrones gramaticales una y otra vez. La infraestructura gramatical está ahí, pero te faltan los letreros y las direcciones de las calles para llegar a donde quieres ir con el idioma.


Has llegado más o menos a un nivel intermedio y tu progreso se ralentiza drásticamente. Sientes que has llegado a un punto muerto y que usas constantemente el mismo conjunto limitado de vocabulario.

Vocabulario activo versus pasivo

Mientras tanto, has trabajado duro a lo largo de los años. Quizás has montado tu propio negocio o has aumentado sistemáticamente tu responsabilidad dentro de tu empresa.


De hecho, has crecido tanto profesionalmente, ¡que tu país ya no puede contenerte! Estás listo para expandirte y experimentar las enormes oportunidades internacionales que aguardan a tus considerables habilidades profesionales.



Pero aún estás atascado con esas 5.000 palabras básicas en inglés. Con los años, ocasionalmente has leído el Financial Times y has visto las noticias de negocios en inglés. Incluso puede que entiendas algo de lo que has oído pero, cuando se trata de hablar, te sientes incapaz de usar ninguna de esas palabras especializadas.


Has ampliado tu vocabulario pasivo a través de la exposición pasiva al idioma (leer y escuchar) pero, cuando quieres escribir o hablar en inglés, no te acuerdas de ninguna de esas palabras. Simplemente no las tienes a tu disposición. No están activas.


Enfoque erróneo

Para mejorar el vocabulario de tu inglés de negocios, tienes que aumentar enormemente tu exposición al vocabulario del inglés de negocios. Parece bastante sencillo, pero recuerda que hay más de 170.000 palabras activas en el idioma inglés.


¿Cuántas palabras en inglés necesitas saber para hacer negocios cómodamente en el mundo angloparlante? Sin duda no 170.000, pero mucho más de 5.000.


Una vez sentí curiosidad, por lo que hice un examen online diseñado para poner a prueba la cantidad de vocabulario en idiomas extranjeros. Éste me dijo que sabía más de 20.000 palabras tanto en alemán como en español. ¿Cuántas de esas palabras estaban relacionadas con los negocios, la política, las finanzas y la macroeconomía? No estoy seguro, pero diría que al menos el 50%.


No escribo para alardear, sino para mostrarte que la única manera de mejorar el vocabulario de tu inglés de negocios es centrarte intensamente en el vocabulario del inglés de negocios.


Cuando estuve aprendiendo alemán y español, me centré casi exclusivamente en el vocabulario de negocios porque mi objetivo estaba relacionado con esa área. Si fueras un chef, te diría que hicieras lo mismo con el vocabulario de cocina. Si fueras un médico, con el de medicina. Ya me sigues.


Tienes que ir en busca de las palabras exponiéndote a enormes cantidades de contenido relacionado con los negocios. Naturalmente también estarás reforzando y perfeccionando la infraestructura del lenguaje (la gramática) a través de esta exposición.


Contexto


Otro requisito clave es que estés consumiendo contenido real. Esto significa que las palabras que estés aprendiendo estén en su contexto adecuado.


Si necesitas algunas ideas sobre dónde puedes encontrar vocabulario de inglés de negocios en contexto, echa un vistazo a estos artículos que escribí sobre mis recursos de inglés de negocios favoritos para leer y mis recursos de inglés de negocios favoritos para ver.


El contexto es de crucial importancia porque te ayuda a recordar.


Recuerda cuando estudiabas vocabulario inglés en la escuela. No había contexto para nada de lo que hacías. Te limitabas a memorizar y olvidar. Tu cerebro no sabía dónde colocar los letreros y las direcciones de las calles en el mapa lingüístico.


Por desgracia, la mayoría de sistemas escolares y escuelas de idiomas del mundo aún usan estos métodos tradicionales. Les falta contexto y les faltan resultados.


Bueno pero no genial

Ahora estás avanzando hacia tu objetivo. Estás intensamente centrado en consumir el contenido adecuado y en su contexto apropiado. Estás empezando a notar que hay más calles y puentes, y más letreros y direcciones para dirigirte.


Pero el proceso de construcción aún progresa lentamente. ¡Necesitas aprender todo el vocabulario de inglés de negocios que puedas lo más rápido posible!


El problema es que, aunque estás consumiendo el contenido adecuado, aún hay una enorme cantidad de vocabulario, modismos y expresiones del inglés de negocios que puedes encontrarte mientras haces negocios en inglés.


Imagina que estás leyendo las noticias de negocios y que ves la palabra “conglomerate” por primera vez. Está en contexto, por lo que crees que la entiendes. Quizás la anotas, quizás no. Y sigues leyendo.


Quizás luego coges esa palabra y la escribes en alguna clase de diario de vocabulario de inglés de negocios. Lo haces durante una semana y cada día revisas la lista de palabras en tu diario.


Esto funciona durante dos semanas más o menos, pero pronto tu lista ocupa tres páginas. Cada día hace falta más tiempo para revisar las palabras. Al final, es casi imposible hacerlo eficientemente.


Ahora tienes un problema porque, aunque “conglomerate” es una palabra del vocabulario de inglés de negocios normal, también hay otros sinónimos que se podrían usar para expresar la misma idea. Esto significa que puede que no vuelvas a ver esta palabra en contexto durante seis meses, un año o incluso más.


Aunque puede que seas capaz de reconocer y de tener una idea general de lo que significa “conglomerate” cuando la vuelvas a encontrar, es poco probable que vayas a ver y oír suficientes veces esta palabra para que pase a formar parte de tu vocabulario pasivo. Si esta palabra nunca pasa a formar parte de tu vocabulario pasivo, entonces nunca puede formar parte de tu vocabulario activo.


Si consumes un montón de contenido muy centrado como te estoy sugiriendo que hagas, tu vocabulario de inglés de negocios aumentará más rápido que usando los métodos escolares. Pero aún así va a aumentar muy lentamente.


La solución


A finales de 2012, yo estaba en una posición similar. Tenía que aprender alemán para hacer negocios. Excepto que yo no sólo tenía que mejorar mi vocabulario, además no tenía infraestructura con la que empezar. ¡Mi mapa de alemán estaba completamente en blanco!


Tras estudiar diferentes técnicas de aprendizaje de idiomas, hice exactamente lo que he descrito anteriormente.


Construí una base muy básica de gramática al principio del proceso y luego simplemente continué en busca de vocabulario, apilando montones enormes de letreros y direcciones de calles sobre esa infraestructura.


En nueve meses, fui capaz de alcanzar un nivel C1. Dos años después de empezar, llegué al nivel C2 de alemán. En 2014, usé el mismo método para aprender español hasta un nivel C2 en un año.


¿Cómo lo hice?


En dos palabras: repetición espaciada.


¿Creo que puedes mejorar tu vocabulario de inglés de negocios hasta un nivel avanzado usando otro método? Sí, lo creo. Pero también pienso que tardarías mucho tiempo en hacerlo.

Si no has oído hablar de la repetición espaciada, así es como funciona.


La repetición espaciada te permite aprender cantidades enormes de vocabulario en un periodo muy breve de tiempo usando un método probado científicamente para introducir información en tu memoria a largo plazo.


En pocas palabras, sólo ves una parte de la información cada día. Información nueva e información que tuviste dificultad para recordar los días anteriores.


Cuando empecé con el alemán, no estaba seguro de si la repetición espaciada funcionaría. Rápidamente me di cuenta de que, lo único que tenía que hacer, era introducir la información en el programa y listo.


Puede que no recordara la palabra el primer día o incluso el segundo pero, una vez que la introducía en el programa, sabía que la información acabaría en mi memoria a largo plazo.


Una vez que fui consciente de esto, usé la repetición espaciada para otras cosas aparte del vocabulario. La usé para la gramática y para todas las demás partes del lenguaje. No pude creer que fuera capaz de aprender y recordar tanto en tan poco tiempo cada día. ¡Fue como hackear mi propio cerebro!


Y lo mejor de todo es que solucionó todos los problemas que he mencionado antes. Solucionó el problema de la repetición ya que, mediante el algoritmo del espaciado, puedes ver cantidades enormes de vocabulario justo antes de olvidarlo. Solucionó el problema del contexto porque puedes personalizar el programa para hacer que sea fácil de recordar.


Así, cuando creé mis cursos de inglés de negocios, creé un producto llamado el Business English Power Pack. Con el Power Pack, integré el programa de repetición espaciada con todos los materiales del curso, para que los estudiantes pudieran ampliar enormemente su vocabulario, su gramática, y otras partes del inglés de negocios en un breve periodo de tiempo.


Si no has oído hablar de la repetición espaciada antes, entonces, de un estudiante de idiomas a otro, te la recomiendo encarecidamente para subir un montón de vocabulario de inglés de negocios a tu mapa de inglés de negocios lo más rápidamente posible.


Conclusión


Si quieres acabar con tu estancamiento en el inglés de negocios, entonces necesitas hacer algo diferente. Los métodos escolares tradicionales de aprendizaje de idiomas han demostrado ser ineficaces.


Tanto la gramática como el vocabulario son importantes pero, una vez que pasas del nivel principiante, debes centrarte intensamente en adquirir nuevo vocabulario. En tu caso, esto significa exponerte a tanto vocabulario de inglés de negocios como puedas.


Aunque cualquier exposición a contenido real es preferible a estudiar un sinfín de páginas de ejercicios de gramática, si quieres tener un vocabulario enorme lo más rápidamente posible, entonces simplemente exponerte al idioma no es suficiente.


Necesitas repetir un montón viendo y escuchando vocabulario de negocios relevante en contexto. Sólo entonces tu cerebro podrá convertir las palabras más importantes en vocabulario pasivo que, a su vez, se puede convertir en vocabulario activo.


Por suerte, la tecnología ofrece muchas herramientas increíbles para ayudarte en este proceso. La repetición espaciada es una de las herramientas que recomiendo encarecidamente. Al programar inteligentemente tu exposición a la información, la repetición espaciada te ofrece una manera de introducir una cantidad enorme de vocabulario de inglés de negocios en tu memoria a largo plazo en muy poco tiempo.


Antes de que te des cuenta, tendrás un mapa de inglés de negocios global formado por calles y puentes, direcciones y letreros de calles.


Antes de que te des cuenta, estarás avanzando una vez más hacia una oportunidad profesional sin límites.


Sobre el Autor


Jason Gower es un hablante nativo de inglés de Estados Unidos, creador e instructor de los cursos Expand Life Business English. Posee más de 15 años de experiencia empresarial y aprendió tanto alemán como español a nivel C2. Haz clic aquí para saber más sobre los cursos.

© 2018 by Expand Life Business English.